30 plays

Ice Castles (1978)

Melissa Manchester / Marvin Hamlisch

Películas “para llorar” como ésta, pocas. El “Flashdance” de su época, verdadero super hit de finales de los 70 que terminó convertido en película de semi culto (¿entre las amas de casas desesperadas?) y hasta tiene una reciente remake. Además de lo bien que patina Lynn-Hollie-Johnson, una de las mejores cosas que tiene la película es la presencia de una actriz de carácter como Colleen Dewhurst y la posibilidad de verlo a Robby Benson en ropa interior. Pero lo mejor, lejos, es la partitura de Marvin Hamlisch. Claro que todos quedaron opacados por ese supertanque que sonó día y noche en las radios de todo el mundo  y que durante un tiempo se convirtió en una opción favorita de los casamientos: "Mirando a través de los ojos del amor" en la voz de Melissa Manchester.

30 plays

Pierrot le fou (1965)

Antoine Duhamel

En teoría, una película de cine negro. Una historia nunca del todo clara, vinculada a la guerra de Argelia y el tráfico de armas, precipita la fuga de un burgués con la niñera de sus hijos. Habrá robos de coches, explosiones, matones de todos los tamaños, asesinatos varios, un antihéroe y una femme fatal, todo en cinemascope. En la práctica, Godard dinamitó el cine tal como se lo conocía hasta ese momento desafiando la continuidad de imagen y sonido, la lógica del montaje y el uso del plano/contraplano. Los actores miran o le hablan a los espectadores y la banda sonora se interrumpe en cualquier momento. El policial como género queda subvertido y la pantalla explota de colores primarios mientras Godard juega al surrealista y “cuenta” una intensa historia de amor muy de los años sesenta. Antonio Duhamel (RIP) “el” compositor de la nouvelle vague, escribió algunos temas muy dramáticos y otros bien pop, incluyendo dos canciones para Anna Karina que habrían estado muy bien en un musical de Demmy. “Ferdinand” fue recuperado por Bertolucci para la OST de “Los soñadores”.

4 notes 

72 plays

Relatos Salvajes (2014)

Helen St. John

El estado de crispación de la última década llega al cine y revienta la taquilla. En “Relatos Salvajes” se suceden seis episodios con muchísimo humor negro, que un poco a la manera de “Los Monstruos”(Dino Risi) revelan lo más miserable y oscuro de la condición humana cuando se llega a una situación límite. El tema es universal con lo que el público de todas las latitudes se sentirá identificado en mayor o menor medida con las situaciones descriptas. Posiblemente el más “salvaje” de todos es el protagonizado por Leonardo Sbaraglia, y es entonces cuando el soundtrack compuesto por Gustavo Santaolalla cede la posta. Mientras este impecable yuppie conduce su flamante Audi por un imponente paisaje salteño lo que suena es uno de los temas más grasas que heredamos de los años ochenta: el Tema de Amor de Flashdance. Una salvajada.

4 notes 

Maria: The minds that planned the Tower of Babel cared nothing for the workers who built it. BABEL! BABEL! BABEL! - Between the mind that plans and the hands that build there must be a Mediator, and this must be the heart.

4 notes 

24 plays

Metropolis (1926)

Gottfried Huppertz

A casi 90 años de su estreno “Metrópolis” continúa fascinado, posiblemente más por la fuerza de sus imágenes que por la historia que cuenta. Fritz Lang, hombre culto e inquieto, formado en las artes plásticas y amante de la arquitectura, era un constructor de cuadros impecables. Utilizaba la luz para iluminar y no para excavar entre las tinieblas, como hacían sus contemporáneos. Su concepto de cine como espectáculo lo apartó de un expresionismo definido por lo pictórico y le abriría las puertas de Hollywood cuando el nazismo intentó cooptarlo. Su influencia es palpable en films realizados medio siglo más tarde como “Star Wars” o “Blade Runner”. En su mundo poblado por obreros alienados, científicos locos y tiranos decadentes hay lugar para una historia de amor clasista antes de que una mujer-robot casi ponga en jaque a esa sociedad futurista y alienada.

"Metrópolis", obra pionera del cine de ciencia ficción europeo, es una de las películas más censuradas, recortadas y reeditadas a lo largo de la historia, con lo que siempre la conocemos fragmentariamente. Hace muy poco se produjo en Buenos Aires el descubrimiento de una copia con 25 minutos de metraje inédito que acerca a la versión restaurada a la idea original de Lang al momento de su estreno.  La partitura de Huppertz sufrió los mismos recortes que el material fílmico, pero la reciente restauración le devuelve toda su fuerza.

2 notes 

King Arthur: What’s the best thing for being sad?

Merlyn: The best thing for being sad is to learn something.

7 notes 

34 plays

Camelot (1967)

Alan Jay Lerner & Frederick Loewe

En su adaptación cinematográfica “Camelot” perdió el tono cómico y devino oscura tragedia. También quedaron en el camino los tres intérpretes que habían hecho de la puesta un suceso de Broadway: Richard Burton, Julie Andrews y Robert Goulet fueron reemplazados por Richard Harris, Vanessa Redgrave y Franco Nero. Harris y Redgrave no tenían prácticamente voz pero si tremenda presencia escénica: hicieron la gran Rex Harrison; Franco Nero directamente debió ser doblado así que no es su voz la que escuchamos en este track, uno de los más famosos de la historia de los musicales. Pero Nero y Redgrave llevaron a la vida real la pasión de Genoveva por Lancelot y la pantalla ardió con ese romance que todavía hoy perdura. La partitura fue prácticamente reescrita por completo y hay quienes dicen que en ello radicó su fracaso comercial. Pero la música es soberbia, Vanessa nunca estuvo tan divinamente bella y el vestuario y dirección de arte se llevaron bien merecidos premios Oscars.

So “monumentally painful to watch, that it stands as the Grand Canyon of despair.” (Jimmy Hendrix)

The Human Condition / Kobayashi

2 notes 

Masaki Kobayashi’s mammoth humanist drama is one of the most staggering achievements of Japanese cinema. Originally filmed and released in three parts, the nine-and-a-half-hour The Human Condition (Ningen no joken), adapted from Junpei Gomikawa’s six-volume novel, tells of the journey of the well-intentioned yet naive Kaji (handsome Japanese superstar Tatsuya Nakadai) from labor camp supervisor to Imperial Army soldier to Soviet POW. Constantly trying to rise above a corrupt system, Kaji time and again finds his morals an impediment rather than an advantage. A raw indictment of its nation’s wartime mentality as well as a personal existential tragedy, Kobayashi’s riveting, gorgeously filmed epic is novelistic cinema at its best.

4 notes 

56 plays

Ningen no jôken (1961) 

Chuji Kinoshita

"La Condición Humana" es una película de 9 1/2 horas que pasan casi sin que uno se de cuenta, tal el poder del relato y el hechizo ilimitado de eso que llamamos cine. Descubrimiento tardío de una epopeya en formato scope absolutamente indispensable e irrepetible. Demasiados directores norteamericanos (Kubrick, Coppola, Mallick, Eastwood, Cimino, Spielberg) han bebido de esta fuente, la han copiado -a veces sin ninguna sutileza- y producido a su vez obras maestras, pero ninguna se le acerca en complejidad. Kobayashi repasa meticulosamente todo aquello que nos transforma en seres inhumanos a pesar de los brutales esfuerzos de los idealistas por cambiar el estado de las cosas o mantenerse a salvo de la miseria moral. La fotografía supera a la de cualquier ruso (o eso me parece ahora, todavía bajo su influencia), el manejo de la luz cercano a veces al mejor Welles. Todo el reparto es muy sólido, pero Tatsuya Nakadai es otro descubrimiento (aunque ya lo había visto en “The face of another”). Me resulta inconcebible (e intolerable) que no exista edición de esta banda sonora magistral. Lo que se escucha es ripeado de los títulos de la propia película. Una de las obras más monumentales de toda la historia del cine. 

4 notes 

202 plays

Cry Baby (1990)

Rachel Sweet

"Cry-Baby" es una mirada a los teenagers de los años 50. Pero aquello que en "Grease" era inocuo (¿qué otra cosa podía ser estando ONJ en el medio?) John Waters lo ha transformado en corrosivo, vulgar, camp y delirante. Los chicos buenos siguen siendo igual de pelotudos pero los malos son una pandilla de encantadores freaks amparados por la más freak de las abuelas y embanderados en torno a la figura de Cry-Baby, un todavía muy adolescente Johnny Deep. Un colorido pastiche que se benefició del mayor presupuesto con el que contó Waters en esta ocasión (arrastraba el éxito de “Hairspray”). El soundtrack es infernal: un compilado vintage de temas no tan conocidos sobre el que los actores realizan perfectos playbacks para cada número musical.

7 notes